Mi playa favorita: Cala Piteras

Las playas de nuestra costa del sur de Alicante siempre han destacado por la calidad de su arena y sus servicios: no es difícil desconectar del estrés de todo el año especialmente en los meses de julio y agosto, dando un paseo mientras se desliza la fina arena entre los dedos de los pies descalzos o bien se mojan con la calidad de agua del mar Mediterráneo

Los chiringuitos están presentes en casi todas las playas y ofrecen multitud de opciones de refrescos, helados o patatas fritas para que un día de playa sea perfecto, además de música.

Durante la exposición al sol sin embargo conviene protegerse con crema de protección solar, para los más pequeños factor + 50, y de menos factor para los no tan pequeños. Conviene también traerse una sombrilla ya que las temperaturas pueden aumentar mucho a mediodía; o bien se puede aprovechar el cobijo que ofrecen algunos restaurantes cercanos, donde se ofrecen los más ricos arroces y mariscada tan típicas de nuestra zona de costa.

 

 

Junto a Cala Piteras está el restaurante “Nautilus”. Tienen un menú a muy buen precio y son amables en el trato, rápidos y siempre hay sitio para aparcar. La comida es junto al mar en una de sus dos terrazas; buen sabor y fresco.

El local está justo al lado del mar, con las olas rompiendo a tus pies, es muy luminoso, muy agradable para comer por la tarde. En la entrada tienen una terraza en esquina cubierta por una pérgola de madera y rodeada de una jardinera con unas formaciones de piedra muy chulas.

El Restaurante acoge a toda clientela, familias con niños, tiene acceso para discapacitados y en general ha recibido muy buena crítica y comentarios favorables de portales como Tripadvisor (4/5 puntos) y Gastroranking (8/10).

Para quiénes no quieren tener que coger un sitio (pues muchos restaurantes se llenan a diario en temporada alta) siempre existe la opción de traerse la nevera portátil y disfrutar de unas cervezas bien frías y unos bocatas caseros made in casa, por la mamá 😉

Dirk Engel

————