El pasado 4 de enero de 2019 he cumplido 8 años trabajando en Residencial Playa Flamenca … una empresa familiar, en la que, entre otras cosas, nos esforzamos todos los días por conciliar el trabajo con la vida familiar.

Durante estos 8 años me he convertido en mamá, cuando empecé a trabajar Carla, mi hija mayor, tenia 5 meses y hace 18 meses nació a mi segunda hija, Maria.

 

En ambos casos, he criado a mis hijas desde el lado más humano y mamífero que me ha sido posible.

A Carla le di de mamar hasta los 14 meses y a Maria todavía a día de hoy mama de vez en cuando. Para conseguir alargar tanto la lactancia y poder seguir al frente de mis responsabilidades familiares, en muchas ocasiones he estado dando el pecho sentada en mi despacho, mientras rellenaba contratos o incluso teniendo entrevistas con clientes.

Desde aquí, me gustaría agradecer la gran comprensión recibida por todo el mundo que me ha rodeado y en especial a mis clientes que han sabido empatizar y entender la situación de la manera mas normal que se podía hacer!!!

En Residencial Playa Flamenca , sabemos que detrás del cartel de “agente inmobilario” hay una persona cargada de problemas y obligaciones familiares… por lo que estoy enormemente agradecida por permitirme ser una mamá – trabajadora de forma simultánea !

    
————